sábado, 10 de octubre de 2009

El Nobel de la Paz, una broma que no tiene gracia

Aunque me cuente entre los que desearon buena suerte a Barak Obama cuando juró su cargo como nuevo presidente de Estados Unidos, no puedo menos que mostrar mi más absoluto estupor al conocer que ha sido galardonado con el Nobel de la Paz 2009. Por mucho que el Comité de la Fundación Nobel justifique la concesión del premio "por sus extraordinarios esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre pueblos", no conviene olvidar que es el presidente de la nación más beligerante del siglo XX (y lo que llevamos del XXI) y primera productora mundial de armamento. Y como máximo exponente del poder legislativo de su nación, es el responsable de no haber promulgado aún leyes que permitan erradicar la venta de armas desde empresas norteamericanas a países en conflicto (ni creo que la utopía llegue a realizarse), por no entrar a comentar la Segunda Enmienda a la Constitución de Estados Unidos, aquella por la cual, todo ciudadano americano tiene derecho a poseer armas de fuego...

A mi modo de ver, esta sorprendente elección no es la única que desacredita al Nobel de la Paz. Desde que en 1901 se otorgara por vez primera a Jean Henri Dunant, es cierto que la mayoría de las personalidades o instituciones que han pasado a formar parte de la exclusiva lista de premiados pueden considerarse merecedores del galardón. Pero si nos atenemos a sus estatutos, según los cuales el premio se otorga "al individuo o grupo que más haya trabajado por la fraternidad de las naciones, por la abolición de los ejércitos o por la promoción de congresos de paz", nos encontramos con algunos premiados que, como poco, puede cuestionarse que cumplan, ni de lejos, las condiciones mínimas. Y si no, echad un vistazo y decidme qué pensáis:
  • En 1973, el premio Nobel de la Paz fue para Henry Kissinger, Secretario de Estado de EE.UU., al que se señala como ideólogo de la Operación Cóndor, un plan sistemático de eliminación de opositores dirigido a "combatir el comunismo" en Latinoamérica, considerado como ejemplo de terrorismo de estado. Entre otros méritos, está considerado como instigador del golpe de estado de Pinochet contra el gobierno de Salvador Allende en Chile.
  • 1978. Otorgado a Mohamed Anwar el-Sadat (presidente de Egipto, acusado de colaboracionismo con los nazis y de eliminar a enemigos políticos mediante "accidentes aéreos") junto a Menajem Beguin (Primer Ministro de Israel y Comandante de la organización paramilitar sionista Irgun Zevai Leumi entre 1943 y 1948). Poco más se puede añadir.
  • En 1994, "por sus esfuerzos para crear la paz en Oriente Medio" resultan premiados Yasser Arafat (fundador de Al-Fatah y presidente de la OLP, organizaciones ambas de carácter político-militar), Isaac Rabin (entre otros cargos, Jefe del Estado Mayor, Ministro de Defensa y Primer Ministro de Israel) y Shimon Peres (responsable de compra de armas de la organización paramilitar de autodefensa judía Haganá, Ministro de Defensa y Primer Ministro de Israel). Dejando a un lado cuál de las dos partes en conflicto es más víctima que verdugo, ni árabes ni judíos pueden presumir de tener las manos limpias de sangre inocente.
  • En 2007 el premio fue concedido a Al Gore, Vicepresidente de Estados Unidos bajo la presidencia de Bill Clinton, "por su labor en la creación y diseminación del conocimiento sobre el cambio climático". Por muy noble e importante que nos pueda parecer la lucha contra el cambio climático, nada tiene que ver con la fraternidad entre naciones, la abolición de los ejércitos o la promoción de congresos de paz. Por cierto, no hay que olvidar que, durante su mandato como Vicepresidente de Clinton, Estados Unidos no ratificó el Protocolo de Kioto sobre el cambio climático. Aunque impresiona más saber que en 1999, los gobiernos de Colombia y Estados Unidos (insisto, con Al Gore ocupando la vicepresidencia) firmaran el Plan Colombia, un proyecto de lucha contra el narcotráfico, cuya estrategia principal se basa (en presente, porque a día de hoy continúa vigente) en fumigaciones aéreas a poblaciones y plantaciones de coca con glifosato, herbicida responsable de las primeras etapas de la cancerización en las células.
Aunque lo más sorprendente fue descubrir que, entre los nominados históricos al Nobel de la Paz, se encuentran los dos personajes siguientes:
  • En 1939, Adolf Hitler fue nominado por el parlamentario sueco E.G.C. Brandt, con el insólito motivo de que «Hitler era el líder del Partido Nacional Socialista de Alemania». Según los archivos, esta nominación fue retirada en una carta fechada el 1 de Febrero del 1939, el mismo día en que oficialmente se cerraba la admisión de propuestas.
  • Joseph Vissarionovitch Stalin cuenta con dos nominaciones: en 1945, por sus "esfuerzos para finalizar la II Guerra Mundial", fue propuesto por el ex-ministro de Asuntos Exteriores noruego Halvdan Koht. Su candidatura ni tan siquiera fue evaluada. En 1948 fue nominado por Wladislav Rieger, profesor de la Universidad Charles, en Praga, República Checa, aunque no figura el motivo de la nominación. Afortunadamente, tampoco en esta ocasión fue evaluado.
Después de releer la entrada, definir el Premio Nobel de la Paz como una broma que no tiene gracia y titular así el post me resulta hasta demasiado generoso por mi parte. Es una burla a los Derechos Humanos, un insulto a la inteligencia y una bofetada a la razón. Otra más, y ya van...

6 comentarios

Josete dijo...

Completamente de acuerdo Suso no hay que negar que se nota un cierto aire de cambio meritorio, pero de ahí a que le concedan el premio.
Aunque últimamente los Nobel no son lo que eran y claro hace falta espectáculo y donde sino mejor.

Suso dijo...

Hola Gran Josete!!!

La verdad es que ese aire de cambio que mencionas, se habría producido por simple contraste con Bush. Es difícil encontrar algún presidente de los USA más doblegado a los poderes capitalistas (léase banca y multinacionales). Aunque reconozco que Obama le está echando narices con su propuesta del seguro sanitario!! Veremos a ver en qué acaba eso...

Pero con todo, la concesión del Nobel me suena a premio a las expectativas creadas. ¿No había ninguna ONG por ahí que lo mereciera un poquitín más? Y eso sin hablar del dinero!! A ver si Obama se descuelga donándolo a alguna organización...

Un abrazo!!

Josete dijo...

No se podría defenir mejor Suso,"Premio a las expectativas creadas". Podrían llamar al premio Futur-Nobel, jejeje. Sería más sensato.

Suso dijo...

Lo que habría que hacer, Josete, es pegar una limpia en el comité de los premios, porque no puede ser que cada pocos años se peguen un desmarque como este... Macho, que ahora mismo los USA están metidos en DOS GUERRAS, a las que fácilmente el presidente podría dar carpetazo y retirar sus tropas.

Político beligerante=Premio Nobel de la Paz

Que lo que ellos llaman terroristas, en Irak y Afganistán les llaman ejército de liberación nacional, y con razón, a ver cómo explicas que una potencia extranjera ocupe su territorio y maneje a su antojo las intituciones, los poderes, el ejército y el rumbo de la nación...
A su casa, señor Obama!!! Que ya es hora...

Un abrazo!!

El taller de Curra dijo...

me ha encantado este post, tienes toda la razón, creo que somos muchos los que nos preguntamos el porqué de este premio..

Suso dijo...

Hola Curra!!

Gracias por el comentario, la verdad es que chirría un poco el premio, sí...

Y bienvenida a la "legión" de seguidores!! Espero que te sientas agusto.

Un abrazo!!

Related Posts with Thumbnails