domingo, 26 de octubre de 2008

GATHERING FOR GADNER 3. TUS OJOS NO CREERÁN LO QUE ESTÁN VIENDO

Ahora que he aprendido a subir vídeos desde youtube, ya no habrá quien me pare. No os perdáis el que posiblemente es el vídeo más sorprendente que vais a ver en lo que queda de semana. Atentos.



La mente a veces nos juega malas pasadas. La primera vez que yo vi este vídeo no supe razonarlo, y no paré hasta encontrar la respuesta-solución. A vosotros os lo voy a poner más fácil. Descargaros este pdf (en inglés, aunque se entiende sin esfuerzo) y conseguid vuestra propia mascota de papel que no te pierde de vista. El truco te lo cuentan aquí, aunque la impresión que da ver el vídeo permanecerá ¿verdad? Por cierto, olvidaba mencionar que la autoría del dragón del vídeo se la debemos a Martin Gardner, uno de los mayores genios en el arte de los pasatiempos matemáticos y un verdadero portento de la divulgación científica gracias a la evidente calidad de sus escritos y lo ameno de sus lecciones.

Fuentes: youtube,
juegos de ingenio

3 comentarios

Max Birrax dijo...

Acoj... perdón, fantástico, me pasaré ahora a leer la información que propones, pero, así, de primeras, supongo que la técnica empleada tiene algo que ver con esos retratos de personas humanas que te siguen la mirada. ¡Saludos!

SUSO dijo...

Veo que eres hombre de palabra, Max... Comentaste en tu blog que venías a verlo... y aquí te encuentro!!!

Sigue un poco la filosofía de la famosa cara de Einstein en un molde, que si lo giras (o te desplazas tú), parece seguirte con la mirada...

También te digo que el efecto que acabas de ver en el vídeo del post es bastante más impresionante que luego en la realidad.

ATENCIÓN. COMIENZA LA ZONA SPOILER!! NO SEGUIR LEYENDO SI NO SE DESEA CONOCER EL FINAL DEL CAPÍTULO!!! Si sigues leyendo es que te da igual saber porqué el puto dragón te sigue con la mirada en el vídeo. Resulta que en el monitor sólo vemos dos dimensiones, y en la realidad, a no ser que seamos tuertos, vemos tres. La forma de conseguir el mismo efecto en la realidad pasa por mirar al dragón con un ojo tapado, logrando así eliminar la sensación de profundidad, y permitiendo a nuestro cerebro creerse el efecto óptico y que le cueste poco trabajo saberse engañado...

Reconozco que la primera vez que lo vi, LO FLIPÉ!! Y el dragón lo sigo teniendo en casa montado. Ahora mismo lo estoy viendo en la estantería, y sigo enseñando el efecto a las visitas nuevas que, incautamente, pasan por mi casa...

Ya me contarás!!

Max Birrax dijo...

Eres un sálico... :D

Related Posts with Thumbnails